Presentación   Glosario   Textos   Autores   Índices   Noticias   Colaborar   S O S   Otros   Mapa Web  
.
 

EL DESAPARECIDO CONVENTO DE NUESTRA SEÑORA
DEL PÓPULO, DE SEVILLA, Y SUS RETABLOS CERÁMICOS

Martín Carlos Palomo García

Entrada de Felipe V en Sevilla el 3 de febrero de 1729. Grabado de Pedro Tortolero.
 

El convento del Pópulo en el grabado de Tortolero. Se aprecia claramente la estructura de su fachada de tipo retablo.
 

Los religiosos seguidores del estilo de vida de San Agustín tuvieron en la ciudad de Sevilla tres casas, antes de la exclaustración de 1835. Dos pertenecían a los agustinos calzados (Orden de San Agustín, OSA): el monasterio Casa Grande de San Agustín, en los alrededores de la Puerta de Carmona, y el colegio de San Acasio, en la afamada calle Sierpes. Los agustinos descalzos (Orden de Agustinos Recoletos, OAR) edificaron su residencia en la Puerta de Triana, en 1624, poniéndola bajo la advocación de Santa Mónica, pero en 1626 la sustituyeron por la advocación de Nuestra Señora del Pópulo, tal como se recuerda hoy día.

San Agustín
 

El convento del Pópulo se hallaba en la manzana que hoy ocupa el mercado de abastos del Arenal y algunas oficinas municipales. La fachada principal se levantaba en la actual calle Almansa. Durante algún tiempo, la calle Pastor y Landero se llamó Pópulo, por ubicarse en ella la fachada lateral del cenobio. En 1918 se cambió el nombre, en recuerdo de Manuel Pastor y Landero, ingeniero que mejoró las condiciones de navegabilidad del río Guadalquivir.

Nuestra Señora del Pópulo.
 

El retablo de la Virgen del Pópulo preside en la actualidad el patio de los bojes del Museo de Bellas Artes
 

Arquitectónicamente, la fachada de la iglesia conventual era del tipo fachada retablo, en la que figuraban grandes paneles cerámicos pintados en la segunda mitad del siglo XVII representando imágenes y santos relacionados con la orden. Así, sobre la puerta se encontraba el retablo cerámico con la Virgen del Pópulo, en el cuerpo superior San Agustín con Jesucristo y la Virgen, A la izquierda, de abajo hacia arriba, el panel del Santo Papa (San Gelasio), Santa Clara de Montefalco y San Nicolás de Tolentino, y a la derecha, de abajo arriba, el Santo Obispo (Santo Tomás de Villanueva), Santa Mónica y Fray Juan de Sahagún. Como documento gráfico se conserva un grabado de Tortolero (1738) que reproduce la entrada de Felipe V en Sevilla, aunque los paneles cerámicos sólo quedan esbozados.
San Nicolás de Tolentino
 
San Juan de Sahagún
 
En el siglo XVIII, concretamente en 1753, se funda en Triana, en el Convento del Espíritu Santo, la Hermandad de los castellanos nuevos, la actual y popular Hermandad de los Gitanos, que un año más tarde, en 1754, por discrepancias en su lugar fundacional, solicitan ser acogidos por la comunidad de frailes del Convento del Pópulo, donde residió y convivió con la orden agustina durante ochenta y tres años, hasta 1837. Fatídico año este último para el convento, al igual que para otras muchas ordenes religiosas, pues en esta década del siglo XIX comenzó el proceso conocido como la “Desamortización de los bienes eclesiásticos”, promovida por el ministro Mendizábal desde el gobierno de la nación.

Santa Mónica
 

Santa Clara de Montefalco
 

Fueron clausurados conventos, expropiados bienes o cambiados de lugar, y en el caso del Convento del Pópulo, la iglesia siguió abierta al público dos años más, dependiendo de la parroquia de la Magdalena, y las galerías y dependencias de los frailes se transformaron en cárcel penitenciaria, la conocida como Cárcel del Pópulo.
San Gelasio (Papa)
 
Santo Tomás de Villanueva (Obispo)
 
Son muy conocidas las estampas de la Semana Santa del Viernes Santo por la mañana, en que la cofradía de la Esperanza de Triana al pasar por este lugar de regreso a su templo, volvían los pasos hacia el locutorio presos, desde donde éstos les cantaban saetas. Incluso la escena era tan emotiva, que el mismo compositor Font de Anta, estando allí presente, se inspiró para componer su conocida marcha “Soleá dame la mano”, tal como nos relata el cofrade y periodista José Luis Garrido Bustamante en su libro “Días de Cofradías”, en el capítulo denominado “Font de Anta contado por Font de Anta”.

La mañana del Viernes Santo la cofradía de la Esperanza de Triana giraba sus pasos hacia el locutorio de presos desde donde le cantaban saetas. (tomada del coleccionable "La Sevilla que se fue". Diario 16 Andalucía, 1992)
 

15 de abril de 1931. La calle Pópulo refleja el momento de la evasión de los reclusos tras la
proclamación  de la República. (tomada del periódico Casco Antiguo núm 11/24 sept 1997, p. 18)
 

La cárcel se mantuvo allí hasta 1932, cuando se inauguró la nueva Prisión Provincial. El edificio fue demolido a partir de 1937, sus obras de arte repartidas por diversos templos, y los retablos cerámicos desmontados y trasladados al Museo Provincial de Bellas Artes, donde se colocaron en el vestíbulo principal y el de la Virgen del Pópulo en el patio de los bojes.

En la década de los años cuarenta se construyó en su lugar un gran edificio por el Ayuntamiento, que albergó el Mercado de Entradores, inaugurado en 1946, viviendas y dependencias administrativas municipales. El antiguo mercado de entradores se reconvirtió en los años ochenta de la pasada centuria como mercado de abastos de El Arenal. En 1955 la Hermandad de la Esperanza de Triana, en recuerdo de aquellos años en los que la imagen de la Virgen de la Esperanza recibió las oraciones y saetas de los presos, promovió la colocación de un retablo cerámico en la esquinas de las calles Almansa y Pastor y Landero que puede presumir de ser uno de los más bellos que jalonan las calles y plazas de Sevilla, siendo bendecido el 18 de diciembre de 1955. Para que quedara constancia de la historia, el retablo incluye en la parte inferior, escrito sobre azulejos: “La Santísima Virgen de la Esperanza, de la cofradía de Triana, recibía cada año en la mañana del Viernes Santo el emocionado homenaje de amor y de dolor de los reclusos de la antigua cárcel llamada del Pópulo, desde cuyo locutorio, emplazado en el lugar que señala este retablo, tantas veces invocaron a la que es consuelo de los afligidos”.

 
Bibliografía e Internetgrafía

*Carmona Moreno, Féliz, OSA, Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial. “Conventos Agustinianos de Sevilla y su desamortización”. Sin fecha. (Internet)
* Garrido Bustamante, José Luis, “Días de Cofradías”, Sevilla, 1998, pp 77-78.
*Pleguezuelo Hernández, Alfonso. Capítulo de Cerámica en la obra sobre el Museo de Bellas Artes de Sevilla. Sevilla, 1991, pp.261-319.
* Palomo García, Martín Carlos. Capítulo de cerámica de la obra Esperanza de Triana.pp.171-183 Sevilla, 1996
*Gutiérrez, Jesús Manuel, La Hermandad de los Gitanos en el Convento del Pópulo. Sevilla, 2004 (Internet).

Martín Carlos Palomo García. Mayo 2008.