Presentación   Glosario   Textos   Autores   Índices   Noticias   Colaborar   S O S   Otros   Mapa Web  
.
 

REPRESENTACIONES HAGIOGRÁFICAS EN EL CLAUSTRO DEL CONVENTO DE SANTO DOMINGO EN LIMA, LOS PERSONAJES DEL "PAÑO DE LOS CARDENALES"

ALFREDO GARCÍA PORTILLO
 

En nuestro anterior artículo LOS AZULEJOS DEL CONVENTO DE SANTO DOMINGO EN LIMA O DE COMO SEVILLA LLEVÓ SU ARTE CERÁMICO AL PERÚ, indicamos como el claustro estaba decorado por azulejos en todas sus paredes hasta una altura de 240 cm y  como una cenefa en la parte superior del zócalo representaba a los grandes personajes de la orden dominica. Es nuestro propósito en este artículo mostrar un paño de estos azulejos y dar a conocer este pequeño tesoro cerámico, que nunca mejor dicho se coció en Sevilla.

EL PAÑO DE LOS CARDENALES

Si al entrar en el claustro lo hacemos hacia la derecha encontraremos un primer paño que llega hasta la primera esquina del mismo. Llamaremos a este conjunto el paño de los cardenales, pues las representaciones hagiográficas de la cenefa del mismo hacen exclusivamente mención a cardenales de la orden dominica.
 

Vista general del que denominamos "paño de los cardenales"

 

Fechado en 1606, este conjunto realizado en el taller trianero de Hernando de Valladares, representa a cinco ilustres personales de la Orden de Predicadores: Tomás Cayetano, Hugo de San Caro, García de Loaisa, Juan de Torquemada y San Pío V.
 

Vista del cuarto panel en el que se indica el lugar de procedencia: Sevilla

 

TOMÁS CAYETANO

 

Flanqueado por dos ángeles que portan sus atributos de cardenal como son la cruz de doble travesaño y el capelo cardenalicio, se representa a Thomas Caietanus, cardenal, se trata de Tomás de Vio O.P., (Tommaso de Vio Gaetano), en la representación observamos que porta un libro ya que fue un famoso filósofo tomista, su obra principal fue "Comentarios a la Suma de Santo Tomás de Aquino".

El medallón al igual que el de los demás cardenales que le siguen está formado por seis azulejos, dos azulejos más por cada sitio hacen que quede enmarcado por dos ángeles.

El personaje: fue maestro general de la Orden, nacido en Gaeta en 1469, llegó a enfrentarse con Lutero. Proclamado cardenal en 1517 por León X, influyó en la elección de Adriano IV, quien le envió de legado a Hungría, luego marchó a Roma, allí fue tomado como prisionero al tomar la ciudad el duque de Borbón en 1527 y se vio obligado a pagar una fuerte suma (5000 escudos de oro) al objeto de recuperar su libertad. Como consecuencia de ello volvió a su diócesis pues estuvo obligado a vivir más austeramente. Al ser nombrado Papa Clemente VII, éste le llamó a Roma en 1530 ya que requería sus consejos. Cuatro años más tarde fallecería en dicha ciudad.
 

HUGO DE SAN CARO

 

De origen francés, este cardenal  del siglo XII - XIII, nació en Saint Cher, fue maestro de leyes, ingresó en la orden dominica en 1225 y dadas sus grandes dotes, fue nombrado provincial de Francia solo dos años más tarde, enseñó en la Universidad y fue legado pontificio de Gregorio IX en el concilio griego de Ninfea. Acometió una magna obra de la Edad Media como fue la expurgación de la Biblia, eliminando interpolaciones y corrigiendo faltas, para ello se sirvió de los dominicos de Saint Jacques. Esta obra sería el texto oficial de la Iglesia hasta el concilio de Trento. Nombrado cardenal por Inocencio IV en 1244, más tarde sería legado en Alemania y Holanda, intercedió para que fray Tomás de Aquino accediese al magisterio en la Universidad sin tener la edad requerida. En época de Alejandro IV modificó las constituciones dominicanas. Murió en Orvieto en 1263.

En ocasiones, los frecuentes terremotos que sufre la ciudad de Lima, han hecho que alguna de las piezas se caiga y en otros casos el alarife, nada escrupuloso en su obra cambia unos azulejos por otros, de ahí que este conjunto haya perdido la pieza central de abajo del medallón que representa al pretendido Beato, que si bien fue así llamado por muchos, nunca llegó a ostentar "ortodoxamente" dicho título, pues la Santa Sede nunca lo proclamó. El ángel situado a la derecha porta unas azucenas que definen la pureza del representado.
 

JUAN DE LOAYSA

 

Juan García Loaysa y Mendoza O.P., nació en Talavera de la Reina en 1478, fue Provincial de España y confesor del emperador Carlos V. En 1524 fue nombrado Obispo de Osma y presidente del Consejo de Indias llegando a ser cardenal al ser nominado por el Papa Clemente VII en 1530, siendo además maestre general de la Orden de Predicadores. Fue obispo de Sigüenza (1532) y arzobispo de Sevilla en 1539. Falleció en Madrid en 1546, año en el que había sido nombrado Inquisidor General de España.
 

JUAN DE TORQUEMADA

 

Este vallisoletano, entró a edad temprana con los dominicos e hizo estudios superiores en Salamanca. Acompañante de su superior, acudió al concilio en Constanza y marchó a Paris a ampliar estudios. Enviado del Papa a la Junta de Nuremberg y a Florencia. Ayudó a la conciliación del Papa Eugenio IV con el rey Carlos VII de Francia y entre éste y Enrique VI de Inglaterra.

Fue obispo de Cádiz entre 1440 y 1442 y luego de Orense. Fundó el colegio de la Minerva en Roma y reedificó el de San Pablo en Valladolid. Falleció en Roma en 1468. No debe ser confundido con su sobrino Tomás de Torquemada, primer Gran Inquisidor General de España. Por la cantidad de obras que escribió se le muestra con un libro abierto. Como en las representaciones anteriores se encuentra custodiado por dos ángeles el de la derecha con el capelo cardenalicio y el de  la izquierda con la cruz de doble travesaño, tal y como corresponde a su dignidad.
 

SAN PÍO V

 

Nació en Italia, en Bosco en 1504, perteneció a los dominicos desde los 14 años y fue ordenado sacerdote en 1528, permaneciendo en Pavía 16 años.  Nombrado cardenal por el Papa Pablo IV y Gran Inquisidor. Su oposición al Papa Pío IV le supuso su destitución como inquisidor. A la muerte de dicho Papa en 1556, fue elegido como su sucesor. Intentó llevar a cabo los acuerdos del concilio de Trento y uniformó los ritos emanados del mismo dejando a la misa tal y como fue conocida hasta 1970. Junto con España y Venecia, los Estados Pontificios, crearon la Santa Liga para combatir a los turcos. Como dato relacionado con el arte indicaremos que ordenó al pintor Daniele Volterra que cubriese con paños de pudor las figuras trazadas por Miguel Ángel en la capilla Sixtina, lo que hizo que se apodase al artista con el nombre de "Il Bragettone". En 1571 la Liga obtuvo la victoria de Lepanto contra los turcos. Murió el 1 e mayo de 1572 y fue canonizado por Clemente XI en 1712.

Como puede verse en la representación de los azulejos el capelo cardenalicio ha sido aquí sustituido por la tiara papal, utilizada con tres coronas desde 1310 por Clemente V tiene la siguiente simbología:

La corona superior representa la Gloria de ser elegido como Siervo de los Siervos de Dios.

La corona central representa el Poder dado por Cristo a Pedro de "Atar y Desatar" en la tierra y así como en el cielo.

La corona inferior representa el Magisterio de ser el gobernante de la Iglesia Universal y de su poder sobre ella.
 

Texto y fotografías: Alfredo García Portillo. Agosto 2009.