Presentación   Glosario   Textos   Autores   Índices   Noticias   Colaborar   S O S   Otros   Mapa Web  
.
 
LOS RETABLOS CERÁMICOS DE LA PROVINCIA DE CASTELLÓN. (149)
SANTA TERESA DE JESÚS. NULES.
PASCUAL LUIS SEGURA MORENO
 


Imagen: La Seráfica Doctora Santa Teresa de Jesús Fundadora de la Reforma del Carmen.
Autor: Desconocido.
Fabrica: Reales Fábricas de Valencia.
Técnica: Azulejo plano esmaltado, dibujo estarcido, pintado a mano.
Fecha: 1775 c.
Medidas: Vertical 143 x 102 cm. Treinta y cinco azulejos de 20,5x20,5 cm.

Iconografía: Se cree que la palabra "Teresa" viene de la palabra griega "teriso" que se traduce por "cultivar"; cultivadora. O de la palabra "terao" que significa "cazar", "la cazadora". Como bien dice el Padre Sálesman en su biografía, ambos títulos le quedan bien a Santa Teresa, por ser ella "Cultivadora" de las virtudes y "cazadora" de almas para llevarlas al cielo.

Santa Teresa es, sin duda, una de las mujeres más grandes y admirables de la historia. Es una de las tres doctoras de la Iglesia Católica.

El ceramista anónimo valenciano, nos muestra la figura de Santa Teresa en posición estante en una peana dorada, sobre una nube de la Gloria Celestial, vestida con el hábito del Carmelo que ella reformó.

El ceramista conocía perfectamente el grabado de gran calidad firmado por Vicente Galcerán en 1773, dibujado por el también valenciano José Camarón. El modelo alcanzó gran éxito, habiéndose reproducido mediante diferentes técnicas entre ellas la cerámica. El grabado es una copia de la escultura que se veneraba en el Real Convento del Carmen de Valencia, y en él al pie del mismo, se anota, el nombre del promotor de la estampa y las indulgencias concedidas por rezar algunas oraciones ante la imagen.

La santa como decía, aparece de pie con capa blanca de lana reglamentaria de la orden, el hábito marrón que en su parte inferior tiene gran cantidad de bordados dorados al igual que en las bocamangas, apareciendo también los bordados en la parte inferior de su escapulario también de color marrón; por dejado del habito deja asomar sus pies desnudos que calzan sandalias; su cabeza cubierta por el velo negro, y con el birrete característico de su grado, la borla blanca alusiva al doctorado en teología; ribeteando la muceta blanca, que le cubre el pecho diez adornos florales cuadrifoliados azules, sobre la muceta un gran collar dorado alusivo a su doctorado místico del que cuelga una gran cruz.

Sostiene con su mano derecha una pluma, mientras con la izquierda, sostiene un libro con caligrafía simulada que apoya sobre el costado de su cuerpo.

Tiene la Santa la cabeza ligeramente ladeada hacia su izquierda, y ligeramente elevada hacia arriba; el rostro de facciones bien proporcionadas aparece sereno, y redondo como decían sus biógrafos. La mirada elevada hacia el Espíritu Santo en actitud expectante, claro signo de su inspiración divina; alrededor de su cabeza una aureola dorada, claro signo de su santidad.

En la parte superior entre gruesas y redondeadas nubes entre las que se asoman seis querubines se abre la Gloria celestial, y en medio de ella entre un gran resplandor que se expande e ilumina el rostro de la Santa, aparece el Espíritu Santo, a la derecha de ella, inspirándole, acompañándola y guiándola en cada una de sus obras. Fray Luis de León escribía sobre este hecho.” y no dudo si no que habla el Espíritu Santo en ella en muchos lugares y que le regía la pluma y la mano, que así lo manifiesta la luz que pone en las cosas oscuras y el fuego que enciende con sus palabras en el corazón que las lee”.

En la parte inferior, a la izquierda de sus pies, sentado sobre la peana que soporta a la santa, un ángel infante de torso desnudo, con paño de pureza de color verde con los cabellos rizados y rubios, sostiene entre sus manos un corazón llameante de amor a Cristo atravesado por una saeta, es la representación del milagro de la transverberación. Santa Teresa nos dejó el siguiente relato sobre el fenómeno de la transverberación:"Vi a mi lado a un ángel que se hallaba a mi izquierda, en forma humana. Confieso que no estoy acostumbrada a ver tales cosas, excepto en muy raras ocasiones. Aunque con frecuencia me acontece ver a los ángeles, se trata de visiones intelectuales, como las que he referido más arriba. El ángel era de corta estatura y muy hermoso; su rostro estaba encendido como si fuese uno de los ángeles más altos que son todo fuego. Debía ser uno de los que llamamos querubines Llevaba en la mano un dardo de oro, cuya punta parecía un ascua encendida. Me parecía que por momentos hundía el dardo en mi corazón y me traspasaba las entrañas y, cuando sacaba el dardo, me parecía que las entrañas se me escapaban con el y me sentía arder en el más grande amor de Dios. El dolor era tan intenso, que me hacía gemir, pero al mismo tiempo, la dulcedumbre de aquella pena excesiva era tan extraordinaria, que no hubiese yo querido verme libre de ella”.(Vida 29,13).

Sobre la nube de la Gloria Celestial que sostiene la peana de la Santa una cartela blanca con ribeteado barroco donde esta escrito en letras negras la leyenda: LA SERAFICA DOCTORA SANTA TERESA DE JESUS FUNDADORA DE LA REFORMA DEL CARMEN.

Se enmarca el retablo con un marco simulado de hojas doradas. No se aprecia firma de autor ni marca de fábrica. En Valencia en la calle del Museo, pared lateral del antiguo convento carmelita existe un retablo algo mayor que este, de gran similitud a este, fechado en 1779, basado también en el grabado de Vicente Galcerán. Ver retablo nº 2604.

Estado de Conservación y restauración: Bueno, deberían restaurarse algunas lagunas de esmalte cubiertas con escayola.

Ubicación: Museo de Historia. Calle de la Sangre s/.n. Nules (Castellón)

Fuentes y Noticias Históricas: El retablo proviene del antiguo convento de los Carmelitas Descalzos de la Villa de Nules, el cual fue fundado en el año 1673, y la primera piedra del convento carmelitano se puso el 9 de junio de 1675 inaugurándose el 24 de agosto de 1679 festividad de San Bartolomé patrono de la villa. El principal arquitecto del convento e iglesia fue el fraile lego José de la Concepción, nombrado el “tracista” oficial de la orden a la provincia carmelitana de Aragón, su iglesia se puso bajo la advocación de San Joaquín y la Sagrada Familia. En 1835 como consecuencia de Ley de Desamortización y Secularización de Mendizábal, la comunidad carmelita tuvo que abandonar el convento y no volvió más. Del convento carmelitano solo queda la iglesia y en su interior una magnifica zocalada de azulejos valencianos del siglo XVIII, que cubre todo el perímetro interior y capillas.

Exposiciones: La cerámica en el temps de Santa Teresa de Jesús. Vila-real octubre de 2015.

Texto y fotografías: Pascual Luis Segura Moreno.  Noviembre 2016.

 
 
www.retabloceramico.net
Email: retabloceramico@gmail.com
PÁGINA PRINCIPAL