Presentación   Glosario   Textos   Autores   Índices   Noticias   Colaborar   S O S   Otros   Mapa Web  
.
 
LOS RETABLOS CERÁMICOS DE LA PROVINCIA DE CASTELLÓN. (156)
SAN RAMÓN NONATO. ALMAZORA. CASTELLÓN.
PASCUAL LUIS SEGURA MORENO
 
 

Imagen: San Ramón Nonato.
Autor: Desconocido.
Fabrica: Desconocida, procedencia Valencia.
Técnica: azulejo plano esmaltado, dibujo estarcido, pintado a mano.
Fecha: 1790-1800.
Medidas: vertical, 60 x 50 cm. aproximadamente Seis azulejos de de 21x21 cm. Tres azulejos de 21x10 cm.

Iconografía: Una comisión nombrada por el Papa Benedicto XIV (1740-1758), propuso suprimir del calendario general la fiesta de San Ramón Nonato, dada la dificultad por encontrar documentos fidedignos sobre su vida. La propuesta no se aceptó porque, si bien los documentos son todos tardíos, no se duda ni de su existencia ni de su labor evangelizadora como redentor de cautivos. Ramón Sarroy, que así se apellidaba, nació el 2 de febrero en Portell, (actualmente el municipio perteneciente a la comarca de la Segarra, provincia de Lérida) el año 1200; cuentan sus biógrafos que no nació de parto natural, ya que fue extraído del vientre de su madre porque ella había muerto momentos antes del parto, de ahí el apelativo de Nonato (nonnatus).

La tradición dice que pertenecía a la noble familia catalana de los Vizcondes de Cardona, y siguiendo la tradición familiar su padre lo envió a estudiar a Barcelona, pero él se dedicada más a la piedad, que a los estudios. Durante su estancia en Barcelona, debió conocer a San Pedro Nolasco que por aquel entonces había fundado la Orden de los mercedarios.

Luego de dos o tres años después de profesar, sucedió a San Pedro Nolasco en el cargo de “redentor o rescatador de cautivos”. Enviado al norte de África con una suma considerable de dinero, Ramón rescató en Argel a numerosos esclavos. Al acabársele el dinero, se ofreció como rehén por la libertad de ciertos prisioneros cuya situación era desesperada y cuya fe se hallaba en grave peligro, pero esto sólo aumentó la crueldad de los infieles para con él, aunque no lo ejecutaron porque el sultán que lo tenía cautivo sabía que perdería el dinero de su rescate. Sólo por este motivo, lo trataron más humanamente y así el santo pudo salir a la calle, en donde continuó evangelizando y logrando la conversión y el bautismo de muchos musulmanes. Esto provocó el ser condenado a muerte, pero se le conmutó la pena porque sus captores deseaban cobrar el rescate: el gobernador ordenó que se azotase al santo en todas las esquinas de la ciudad, que se le perforasen los labios con un hierro candente y que se le colocara un candado en la boca, cuya llave guardaba él mismo y sólo la daba al carcelero a la hora de las comidas. Así pasó San Ramón por un período de ocho meses, hasta que San Pedro Nolasco pudo finalmente enviar algunos miembros de su orden a rescatarle.

San Ramón deseaba permanecer en África para asistir a los esclavos,  hubiese querido quedarse para asistir a los esclavos en Africa, sin embargo, obedeció la orden de su superior y pidió a Dios que aceptase sus lágrimas, ya que no le había considerado digno de derramar su sangre por las almas de sus prójimos.

A su vuelta a España, en 1239, fue nombrado cardenal por Gregorio IX, pero permaneció tan indiferente a ese honor que no había buscado y que tampoco lo deseaba, que no cambió ni sus hábitos religiosos, ni su pobre celda del convento de Barcelona, ni su manera de vivir, y esa es la razón por la que se lo representa con el capello cardenalicio.

Fue llamado por el Papa tiempo más tarde a Roma para que trabajara como colaborador suyo, emprendiendo el viaje como el religioso más humilde. Dios dispuso que sólo llegase hasta Cardona, a unos diez kilómetros de Barcelona, en donde falleció luego de una repentina hipertermia, el 31 de agosto de 1240.

El retablo de Almassora nos presenta a San Ramón en posición estante, vestido de capisayo, hábito coral de la dignidad cardenalicia concedida por Gregorio IX. Pero el ceramista dando a entender que jamás renunció a sus orígenes mercedarios, por debajo del roquete deja asomar el escapulario blanco del hábito de su orden. También la sotana cardenalicia deja asomar por debajo los pies del santo que calzan zapatos oscuros.

Tiene el santo rostro juvenil, con los cabellos tonsurados, el rostro ligeramente ladeado hacia su derecha.

Sobre el pecho colgando a modo de pectoral, colgando el emblema de la Orden Mercedaria (Ordo Beatæ Mariæ Virginis de Redemptione Captivorum..

Una aureola de santidad rodea su parte posterior de su cabeza. En su mano izquierda porta la palma verde de la victoria sobre el martirio, la cual lleva engarzada tres coronas reales abiertas (elocuencia, martirio y pureza). En la mano derecha muestra una custodia tipo sol con el Santísimo Sacramento, dando a entender que su predicación y mensaje se basó en mostrar a Jesús como el verdadero camino hacia salvación.

En la parte inferior del retablo a ambos lados de la figura de San Ramón, aparecen dos querubines. Bajo estos dos querubines aparece escrita sobre la base del azulejo, sin cartela, la leyenda: Sn. RA MON.

Está enmarcado el retablo con un bocel de finas líneas, de color naranja amarillo y marrón. No parece reflejado en el retablo, firma de autor ni marca de fábrica.

Estado de Conservación y restauración: Bueno, tan solo presente dos pequeñas lascas en los azulejos nº 2 y nº 3.

Ubicación. El retablo se halla colocado, en la entrada del inmueble, sin hornacina, ni guardapolvo a dos metros de altura, en la calle San Ramón, nº 10 de Almassora (Castellón).

Es de agradecer que los actuales propietarios al derribar el inmueble donde estaba ubicado para hacer una edificación nueva, decidiesen, volverlo a ubicar en la nueva edificación y mostrarlo así al público.

Bibliografía:

Catàleg de Bens i Espais Protegits d´Almassora (Ficha nº 110, p. 8). Ajuntament d´Almassora.
Joan Feliu Franch y otros AA. Historia del retablo cerámico en la Plana de Castellón. Fundación Dávalos-Fletcher. Castellón 2005. pg. 228

Texto y fotografías: Pascual Luis Segura Moreno.  Junio 2016.

 
 
www.retabloceramico.net
Email: retabloceramico@gmail.com
PÁGINA PRINCIPAL