Presentación   Glosario   Textos   Autores   Índices   Noticias   Colaborar   S O S   Otros   Mapa Web  
.
 
LOS RETABLOS CERÁMICOS DE LA PROVINCIA DE CASTELLÓN. (157)
NUESTRA SEÑORA DEL SAGRARIO. CASTELLÓN DE LA PLANA. CASTELLÓN.
PASCUAL LUIS SEGURA MORENO
 
 

Imagen: Nuestra Señora del Sagrario. Toledo.
Autor: Desconocido.
Fabrica: Real Fábrica de loza y porcelana del Conde de Aranda. Alcora.
Técnica: azulejo plano esmaltado, dibujo estarcido y pintado a mano.
Fecha: 1763-1768.
Medidas: placa de cerámica en formato vertical de 82x 62 cm.

Iconografía: Se trata de una excepcional pieza salida en su primera y mejor época de la Real Fábrica de loza y porcelana del Conde de Aranda de la Villa de Alcora.

El ceramista nos muestra sobre una nube que le hace de peana de la que se asoman dos querubines la milenaria talla de la advocación mariana toledana de Nuestra Señora del Sagrario.

Cuenta la leyenda que la imagen perteneció a los apóstoles y que fue llevada a Toledo por San Eugenio. También cuenta otra leyenda el hecho de que fuera ocultada en época de los musulmanes y restituida después por el rey Alfonso VI.

La Virgen del Sagrario es una talla románica que fue recubierta de plata en el siglo XIII y vestida después con un manto cuajado de perlas. Esta imagen era conocida desde siempre con el nombre de Santa María.

Esta imagen está tallada en madera de níspero hacia el año 1200. Esta toda ella, excepto la cabeza y manos, recubierta de plata con un galón de oro engastado de pedrería. Está sentada en un trono, con el Niño en su regazo, vestida de manto sobre doble túnica y velo en la cabeza. La imagen de Santa María de Toledo, como se llama en las célebres cantigas de Alfonso X el Sabio, fue veneradísima desde su entronización, hacia 1226.

Isabel la Católica se unió al fervor del pueblo, siendo muy devota de ella. Al menos desde entonces, todos los reyes de España la han visitado y venerado. Felipe III presidió en 1616 la inauguración de la nueva capilla de la Virgen. Devoción particular le profesó la reina viuda Mariana de Austria, y su hijo Carlos II.

El ceramista del Conde de Aranda nos presenta la imagen de la advocación mariana toledana de manera frontal, con ricos ropajes, del que sólo se aprecia el manto que le cubre todo el cuerpo, el rostro es moreno, y joven, la mirada fija en el espectador, que ve en ella la corredentora, la madre del Hijo de Dios.

Tiene la cabeza cubierta con un tocado blanco que el ceramista magistralmente ha querido imitar a la tela y brocado. Sobre su cabeza ciñe una magnifica y bien trabajada coronal imperial.
Sostiene entre su regazo con ambas manos, pero en posición estante al Niño Jesús, también ricamente vestido con un túnica. El rostro es infantil, pelo corto y rubio y la cabeza algo ladeada hacia su izquierda lo que le da movimiento a la imagen infantil. Sostiene en su mano izquierda un orbe o globos cruciger, como simbología de que Cristo es el salvador del mundo. Sin embargo su mano derecha hace ademán de bendecir a todos los que se acercan a implorarle.

En la parte superior sobre la imagen de la Virgen dos ángeles uno a cada lado sostienen unas guirnaldas florales.

Todo el retablo aparece rodeado totalmente de una elegante rocalla, de excelente dibujo con perfilados trazos y vivos colores, donde se pueden apreciar los brillantes amarillos de diversas tonalidades con los blancos puros, en una gama que alcanza una notable perfección, características todas de la fábrica de Alcora.

En la parte inferior una filacteria blanca con letras negras lleva escrita la leyenda: NUESTRA SEÑORA DEL SAGRARIO TOLEDO.

Se enmarca el retablo con un fino bocel azul cobalto. No se aprecia en el mismo firma de autor.

Estado de Conservación y restauración: Excelente estado, tan solo se aprecia en la pieza unos pinchazos propio de la cocción.

Ubicación: La placa se encuentra depositada el interior de una vitrina con cristal, lo que dificulta su visión así como obtener fotografías, en la sección de cerámica de Alcora en el Museo de Bellas Artes. Avenida Hermanos Bou. Castellón de la Plana.

Fuentes y Noticias Históricas: Procede la placa de la calle Gobernador dre Castellón de la Plana. Según el historiador castellonense Sánchez Gozalbo, la placa estaba situada en la fachada de una casa que perteneció a un canónigo de la ciudad de Castellón, muy devoto de la advocación mariana toledana, fue él mismo quién la encomendó a la Real fábrica para que le recordará de manera perenne los años nostálgicos que vivió en la Imperial ciudad y le compensará de la visión directa de aquella milenaria imagen.

Bibliografía:
Sánchez Gozalbo A. “Capillas en las calles de Castellón”. Boletín de la Sociedad Castellonense de Cultura. Tomo XXX (1954), pg.290.
Olucha Montins F. “Retaules ceràmics d´abans de la guerra civil als carrers de Castelló”. Actes del IV Congrés d´Historia i filología de la Plana. Nules 1996. pag.120.

Texto y fotografías: Pascual Luis Segura Moreno.  Julio 2017.

 
 
www.retabloceramico.net
Email: retabloceramico@gmail.com
PÁGINA PRINCIPAL