Presentación   Historia   Textos   Autores   Índices   Noticias   Colaborar   S O S   Otros   Mapa Web  
.
.
  Introducción   Pintores Ceramistas   Alfareros   Talleres   Restauración   Galería de Firmas   Directorio  
 

VICENTE FLORES NAVARRO

Excepcional dibujante, perteneciente a una familia vinculada con la cerámica trianera, faceta que tocó de forma continuada con notable brillantez. Nació en el barrio de Triana, concretamente en la calle Alfarería, el 1 de julio de 1911 y se educó en el cercano Colegio de Nuestra Señora del Rosario.
 

Vicente Flores Navarro, excepcional dibujante que imprimió a sus cerámicas un trazo ágil y dinámico
(fotografía tomada del Diccionario de Ateneístas de Sevilla)


Comenzó a trabajar en un almacén de aceitunas de la localidad sevillana de Camas con catorce años e inició su formación artística pintando cerámica en la prestigiosa fábrica de Cerámica Ntra. Sra. de la O, propiedad de su tío Manuel García-Montalván, en unos momentos de gran ebullición en este sector con vistas a la Exposición de 1929.
 

En el centro, el prestigioso ceramista e industrial Manuel García-Montalván García-Montalván, a la derecha su primo Manuel Flores García-Montalván, padre de Vicente Flores. Fotografía tomada en la planta alta de la Fábrica
Montalván, década 1930 aproximadamente (Archivo Pedro Luengo Flores)
 

Completó su formación artística en la Escuela de Artes y Oficios, teniendo como maestro a Rico Cejudo. Mantuvo muy buena amistad con pintores como José Mª Labrador, Santiago Martínez, Gustavo Bacarisas y otros de esa generación.
 

La Tauromaquia fue uno de sus ejes temáticos. Arriba, Juan Belmonte magistralmente plasmado


 

Tras una etapa de colaboraciones en algunos periódicos locales como La Unión, en 1932 ingresó en el diario ABC como colaborador artístico para sustituir a Andrés Martínez de León, que había marchado a ABC de Madrid. Su etapa en ABC fue muy prolongada y fecunda pues ilustró infinidad de artículos, comentó los partidos de fútbol y corridas de toros y realizó caricaturas de personajes de cine y teatro. Sus últimos dibujos son de mediados de los ochenta. Se ha estimado por algunas personas que han analizado su obra que en ABC llegó a publicar más de diez mil dibujos. Andrés Martínez de León siempre se expresó en tono jocoso a través de un personaje llamado “Oselito”; él ofrecía sus comentarios a través de dos personajes: Baldomero y su compadre.
 

Fervoroso hermano del Rocío de Triana, plasmó en sus dibujos la esencia de la universal Romería


Desde su entrada en ABC colaboró en la Hoja del Lunes, publicación de la Asociación de la Prensa, comentando a través de sus personajes lo ocurrido cada domingo en la plaza de toros de la Real Maestranza o en cualquiera de los dos campos de fútbol sevillanos, Nervión o Heliópolis. Tal vez, para calificar su obra artística, habría que decir que fue un dibujante excepcional.

Aparte de su faceta artística trabajó en la Pirotecnia Militar donde entró como administrativo en 1932 y al clausurarse esta ejercía como Jefe de los Servicios Económicos de la misma, pasando en ese momento a la Fábrica de Artillería donde su jubiló. En sus escuelas profesionales se colocaron cuatro grandes paneles firmados por él y cocidos en los hornos de Cerámica Santa Ana.
 

Basados en estos dibujos, fueron numerosos los azulejos vendidos en Cerámica Santa Ana con temática
costumbrista relacionada con la Semana Santa y la Feria de Sevilla, como se puede comprobar en la foto inferior


De su obra cerámica hay que destacar el taller montado junto con su hermano Manuel en los años cuarenta en la calle Alfarería, con el nombre de Cerámica Hermanos Flores; posteriormente trató la cerámica de forma esporádica pintando en los talleres de Cerámica Santa Ana. El mejor exponente de su obra como pintor ceramista quedó en una casa de la calle Carlos Cañal, de Sevilla, donde en la entrada, escaleras y patios dejó plasmada toda la vida del toro de lidia, tanto en el campo como en la plaza, destacan dos cartelas en la entrada con momentos cumbres de Joselito y Belmonte. En Cerámica Santa Ana han quedado depositados muchos dibujos estarcidos por él.

Se prodigó como cartelista, destacando los premios de carteles, uno de Semana Santa (1949) y dos de Feria (1950 y 1958) en Sevilla, las fiestas de Mayo en Córdoba (1946), Vendimia de Jerez (1952), Romería del Rocío (1956) y dos de la Cabalgata de Reyes Magos de Sevilla (1945 y 1948). También fue autor del cartel conmemorativo de los 150 años de peregrinación de la Hermandad del Rocío de Triana (1963)

Como pintor de línea costumbrista trató fundamentalmente temas relacionados con los toros, el Rocío y el olivar. Gran parte de esta obra está en América, la taurina en países como Venezuela, Méjico y Colombia y la del olivar en Estados Unidos.
 

Los toros y Sevilla, vistos desde Triana, su cuna familiar y artística, a la que se dedicó en cuerpo y alma
 

Aunque su familia estaba muy vinculada a la Hermandad de la O, uno de sus tíos, Francisco Flores, primo de su padre, era más de la Esperanza de Triana (donde llegó a ser Hermano Mayor) lo cual hizo que éste, que sólo tenía hijas, atrajese a su sobrino Vicente para su hermandad; de ahí que la única túnica nazarena que vistiese en su vida fuera la esperancista. Su otra hermandad fue la del Rocío de Triana, donde alcanzó a ser el número tres en la nómina de hermanos, para la que diseñó el retablo de su Simpecado en 1943.
 

Óleo de la Romería del Rocío, la Virgen recorre la aldea el Lunes de Pentecostés


Fue socio destacado del Ateneo de Sevilla y su directiva, encuadrando su labor en su Sección de Bellas Artes, encarnando a S.M. el Rey Baltasar en la Cabalgata de Reyes Magos de 1945.

Gran sevillano, para él tenía un significado especial Triana. Fue socio fundador de la Peña Trianera, donde ejerció como directivo cerca de treinta años de los cuales doce fueron de Presidente. Todo ello le fue reconocido al ser nombrado Trianero de Honor en 1986 y tras su fallecimiento serle dedicada una calle con su nombre en la nueva zona residencial levantada en los terrenos que la antigua fábrica de la Hispano Aviación, cercana a la calle San Jacinto.

Contrajo matrimonio en 1940 con Carmen Luque Alfaro y tuvo cuatro hijos. Fue una persona muy querida y respetada en Triana y en Sevilla. Falleció el 26 de agosto de 1990.

 

Fuente: datos biográficos facilitados a retabloceramico.net por su hijo Vicente Flores Luque. Enero 2012

 
 
Correo de la página:
retabloceramico@gmail.com