Presentación   Historia   Textos   Autores   Índices   Noticias   Colaborar   S O S   Otros   Mapa Web  
.
.
  Introducción   Pintores Ceramistas   Alfareros   Talleres   Restauración   Galería de Firmas   Directorio  
 

ALFONSO MAGÜESÍN DE LA ROSA

Nace en Sevilla, el 25 de Septiembre de 1961, en el antiguo Hospital de la Sangre. Es el mayor de cuatro hermanos, siendo la residencia familiar en calle Abades, 31. Cursa la Enseñanza General Básica en el Colegio San Isidoro, y el Bachiller Superior entre la Universidad Laboral y el Instituto San Isidoro. Su deseo era estudiar Bellas Artes, por sus dotes para el dibujo y la pintura.
 


 

Tras cuatro años en una gestoría, en 1984 sigue viva su idea de dedicarse al arte, en especial a la cerámica atraído por la inmensa riqueza de nuestra ciudad en ella. Por la amistad de su padre con el dueño de Cerámica Santa Cruz, de calle Mateos Gago, conoce a su hijo el alfarero Joaquín García Colón, que le da la oportunidad de decorar sus vasijas y cacharros en su taller de calle Garci Pérez, 13. Buena parte de su decoración se basa por aquellos entonces ‑1985‑ en motivos florales y en general botánicos, dado su gran amor por la Naturaleza.

Con mucho tesón y trabajo consigue realizar en este tiempo tres exposiciones, en el Casino Militar (1985), en Rabat (actos de hermanamiento con Sevilla, 1986) y en la casa de Sevilla, Cádiz y Huelva en Madrid junto con el escultor Salvador Fernández Rodicio.
 


 

Independizado ya de Joaquín García Colón y, profundizando continuamente en los secretos de la cerámica, decide instalar estudio propio en el Cerro del Águila, casa número 95 de la calle Afán de Ribera, que abre sus puertas en Septiembre de 1986. Comienza decorando figuras de escayola y sus tradicionales jarrones, realizando encargos de distintos talleres de cerámica así como particulares, sobre paisajes e imágenes. No olvida los trabajos al óleo, plumilla, etc.

Supo granjearse el afecto de los vecinos del barrio, realizando los carteles de la velada del mismo en 1988 y 1989, y durante el curso 88‑89, impartió clases de modelado, pintura y cerámica en el Centro de Promoción de la Mujer sito en la Asociación Virgen de los Reyes del barrio.

En 1989 surge su primer trabajo para una cofradía sevillana, la de la Paz, ejecutando el retablo de Nuestro Padre Jesús de la Victoria conmemorativo del 50 Aniversario de la Hermandad. Alfonso es un gran amante de las cofradías. De niño perteneció a la Candelaria y posteriormente ha sido hermano y costalero de la Amargura algunos años. Entre sus ceramistas más admirados se encuentran: Antonio Kiernam, Antonio Morilla y Enrique Orce. Se sirve de las piezas en relieve del taller de Emilio García Ortiz para efectuar sus obras cuando lo requieren, procediendo a su decoración y vidriado. No hace cuerda seca, sólo al vedrío, aguarrás e introduce la moderna técnica de la aerografía para complementar la decoración de sus trabajos.

En 1994 traslada su taller a la calle Hombre de Piedra, en el barrio de San Lorenzo, compaginándolo con la enseñanza. A final de esta década decide tomar nuevos rumbos profesionales y abandona su actividad como ceramista.

Fuente: entrevista personal con el ceramista, a cargo de Martín Carlos Palomo García, ceramófilo sevillano.

 
 
Correo de la página:
retabloceramico@gmail.com