Presentación   Glosario   Textos   Autores   Índices   Noticias   Colaborar   S O S   Otros   Mapa Web  
.
 

LA ICONOGRAFÍA DE LOS SANTOS EN LOS RETABLOS CERÁMICOS

Alfredo García Portillo

 
SANTA EUFEMIA

APUNTES SOBRE SU HISTORIA

Hija de un senador y dolida ante el sufrimiento ocasionado a los cristianos en la época de las persecuciones de Diocleciano, Eufemia se presentó ante el juez, reclamando para sí dichos tormentos. Prisco, así se llamaba el juez, la envió a que pasase una noche en la cárcel, esperando que así cambiara de opinión. Al día siguiente fue llevada a su presencia junto con otros cristianos, pero mientras estos iban maniatados, ella iba libre y al llegar ante dicho juez, le recriminó esa diferencia, por ello fue golpeada y remitida nuevamente a la cárcel. La belleza de Eufemia era grande y como consecuencia de ello, Prisco acudió a la mazmorra en que se encontraba para intentar aplacar sus deseos de concupiscencia, cuenta la Leyenda Dorada que al intentar violarla, una de sus manos quedó paralizada y hubo de marcharse. Al tiempo Prisco encargó al administrador de su casa que intentase convencerla, como quiera que éste no lograra ni siquiera poder entrar en prisión, Eufemia fue condenada a morir en una rueda por cuyos radios debía salir fuego, más al ir a ponerla sobre la rueda el herrero fue el que murió abrasado. Intentaron nuevamente quemar a Eufemia, siendo en este caso auxiliada por un ángel de forma que parecía suspendida sobre el aire, varios fueron los que incluso en esta tesitura intentaron matarla, el primero quedó paralítico y el segundo, se sintió interiormente cambiado y no pudo hacerlo.

Prisco ordenó entonces buscar en la calle a un número de jóvenes libertinos a fin de que la violasen y ésta sufriese así atroz tormento, pero al llegar ante ella el primero de los jóvenes y verla orando no pudo hacer nada y tras hablar con ella, se convirtió al cristianismo. Prisco mandó entonces que muriese de hambre y sed, pero un ángel del Señor la socorría llevándole alimento, sintiéndose vencido al cabo de una semana mandó Prisco que fuese echada en un foso en el que había fieras, más estas se comportaron mansamente con ella. El verdugo de la prefectura al ver este espectáculo bajó al foso y atravesó el corazón de Eufemia con la espada.

La muerte de santa Eufemia tuvo lugar hacia el año 280 de nuestra era. Es patrona de Antequera (Málaga) y del pueblo de Santa Eufemia en Córdoba.


REPRESENTACIÓN EN LOS RETABLOS CERÁMICOS

La pieza 0736 (VER), nos refleja a la patrona de Antequera, con un vestido de flores que refleja su virginal pureza y tocada con un nimbo del que fluyen rayos indicando su santidad. En la zona baja del retablo aparece la prisión en la que fue recluida y dos leones que se agarran mansamente a sus ropas, se trata de una figura iconográfica presente en diversos relatos cristianos: el león reverente, que lejos de hacer daño al personaje objeto de estudio, se presenta en total armonía con el mismo contribuyendo al honor del personaje con su dignidad y grandeza. Un libro en su mano izquierda proclama su sabiduría y elocuencia y la palma en su mano derecha, indica que como mártir ha obtenido la vida eterna.

Otras representaciones la muestran con una rueda instrumento de su martirio o llevando una espada en su mano.

Alfredo García Portillo. Junio 2008