Presentación   Historia   Textos   Autores   Índices   Noticias   Colaborar   S O S   Otros   Mapa Web  
.
 

LA ICONOGRAFÍA DE LOS SANTOS EN LOS RETABLOS CERÁMICOS

Alfredo García Portillo

 
SAN FRANCISCO SOLANO

Francisco Sánchez Solano Jiménez, nació en Montilla (Córdoba), el 10 de marzo de 1549. Sus padres, Mateo y Ana, lo educaron en la fe cristiana con los jesuitas de su ciudad.

Entró con los franciscanos a los 20 años de edad, cursando estudios de Filosofía y Teología en el convento de Loreto de Sevilla y ordenándose en 1576.

Quiso ser enviado misionero al Norte de África, pero su Orden no lo estimó conveniente.

A la muerte de su padre regresó a Montilla, su ciudad, donde había una epidemia, allí protagonizó una serie de curaciones ciertamente inexplicables. En 1581 marcha al convento de la Arruzafa en Córdoba como maestro de novicios, animándoles en los cuidados a los enfermos.

Los franciscanos procedieron a enviar en 1589 misioneros a Sudamérica y se le encomendó la tarea de ir a Tucumán en Argentina. Durante el viaje se produjo un naufragio del que se salvó, llegó al Perú y tras atravesar los Andes se instala en Tucumán donde permanecería hasta 1595.

Se dice de él que dispuso del don de lenguas, llegando a adquirir las de los nativos.

En 1595 fue llamado a Lima y nombrado guardián del convento de la Recolección. Pasó allí los últimos años de su vida, en una pobreza absoluta y pasando noches en oración, frecuentemente salía a predicar a las calles de la capital peruana y acudía a visitar y consolar a los enfermos.

Diez años más tarde gravemente enfermo tuvo que ir poco a poco suspendiendo las tareas de visita a los necesitados. En 1609 como consecuencia de un terremoto, casi sin poder mantenerse en pie volvió a salir a la calle a predicar.

El 14 de julio de 1610 falleció en Lima. Se cuenta que a la misma hora en Sevilla y en el convento de Loreto se produjo un toque de campanas que nadie dijo haber realizado.

Antes de finalizado dicho mes se abrió proceso de canonización. Fue beatificado por Clemente X en 1675 y canonizado el 27 de diciembre de 1726 por Benedicto XIII.

Pieza 2007 (Lima - Perú)
 

En el retablo cerámico catalogado con el número 2007 y que pertenece al convento de San Francisco de la ciudad de Lima, encontramos al santo en pie, vestido con el hábito franciscano, ceñido por el cordón con los tres nudos como símbolo de los tres votos de pobreza, castidad y obediencia y con una cruz en sus manos, tal y como solía salir a predicar. Algunos indígenas escuchan su palabra en actitud de oración, representando los lugares que evangelizó en Argentina, Uruguay y Perú. También nos muestra la palma, como atributo de haber alcanzado la vida eterna y unos lirios símbolo de pureza.

 Alfredo García Portillo. Agosto 2009. Fotos: Alfredo García Portillo.