Presentación   Glosario   Textos   Autores   Índices   Noticias   Colaborar   S O S   Otros   Mapa Web  
.
 

LA ICONOGRAFÍA DE LOS SANTOS EN LOS RETABLOS CERÁMICOS

Alfredo García Portillo

 
SANTIAGO APÓSTOL

Se trata de uno de los doce apóstoles, era hijo de Zebedeo y hermano mayor del apóstol y evangelista Juan, era conocido también como Santiago el Mayor, para diferenciarlo de Santiago el Menor, el otro apóstol del mismo nombre. Al igual que el resto de los apóstoles estuvo presente en la última cena y acompañó a Jesús al huerto de los olivos, donde fue testigo junto a San Pedro y a San Juan de su agonía y de su prendimiento.

Tras predicar por Judea y Samaria, donde tuvo lugar el episodio de la conversión del mago Hermógenes, acudió a España, entrando por Cartagena y en Zaragoza tuvo lugar la aparición de la Virgen sobre una columna de jaspe (la Virgen del Pilar), en el lugar donde hoy se erige la famosa basílica. Al encontrar poco fruto a su predicación y tras dejar a dos discípulos, volvió a Judea, allí fue apresado y degollado. Según la leyenda unos discípulos robaron su cuerpo y embarcaron en una nave sin gobernalle, pidiendo a Dios que los guiase hasta el lugar donde debían sepultarlo, así llegaron a Galicia y tras diversas vicisitudes enterraron su cuerpo en un bosque.
 
Según la tradición su tumba fue encontrada de forma milagrosa,  en un cementerio romano. Hoy día se venera en la Catedral de Santiago de Compostela, a la que año tras año peregrinan innumerables personas, fruto de un culto que tiene inicio entre los siglos IX y X. Se supone que los peregrinos llegaban en un principio hasta Finisterre y al llegar al mar cogían una concha.
 
Por otra parte, Santiago es citado en los apócrifos asuncionistas, concretamente en el pseudoevangelio de José de Arimatea, donde se indica que estaba entre los discípulos del Señor, que fueron llevados en una nube ante la Virgen (VIII).
 
Hay que distinguir tres tipos distintos en la iconografía de Santiago:
 
El apóstol.
El peregrino.
El tipo ecuestre
 
Generalmente Santiago como peregrino, se representa con bastón, alforja, una calabaza como cantimplora, sombrero y concha. En ocasiones lleva un libro y una espada.
 
La legendaria aparición en sueños a Ramiro I de un jinete sobre un caballo blanco poniendo en fuga a los moros, antes de la batalla de Clavijo, fue relacionada por el rey con el santo y haciendo caso al sueño, montó sobre un caballo blanco venciendo en la batalla.
 
La gran expansión del culto a Santiago, hará que se popularice el Camino de Santiago como centro de peregrinación, encontrándose a lo largo del mismo posadas y hospedaje para los peregrinos, esta peregrinación fue impelida principalmente por la orden de Cluny, cuyos abades llevaban en el blasón una concha.
 
Las representaciones en los retablos cerámicos de la web, en Carmona (VER), en el sevillano Hospital de la Caridad (VER), y en Villanueva del Ariscal (VER), nos muestran a Santiago a caballo, empuñando una espada y abatiendo a los sarracenos, se trata de Santiago Matamoros, ya en el siglo XII y el tímpano de la iglesia de Santiago en Betanzos se encuentra este tipo iconográfico. En el arte encontramos dos motivos o versiones, según el santo cabalgue por el cielo o en tierra, ajustándose los retablos cerámicos a esta última.

Alfredo García Portillo. Julio 2008