Presentación   Glosario   Textos   Autores   Índices   Noticias   Colaborar   S O S   Otros   Mapa Web  
.
.
  Introducción   Pintores Ceramistas   Alfareros   Talleres   Restauración   Galería de Firmas   Directorio  
 

FÁBRICA NUESTRA SEÑORA DEL PRADO (1908 -1961)

La producción de cerámica artística en Talavera de la Reina (Toledo) tenía a principios del siglo XX los mismos tintes que había tenido en el XIX. Sin embargo, todo cambió cuando apareció en esa ciudad manchega en 1907 el ceramista cordobés formado en Sevilla Enrique Guijo Navarro, cautivando a Platón Páramo (coleccionista y farmacéutico de Oropesa) y a Ruiz de Luna Rojas con las piezas que cuece en los hornos de El Carmen; se trata de imitaciones de las antiguas piezas de los alfares talaveranos. Se impone un cambio en la actividad familiar de los Ruiz de Luna, de artesanos y pintores decoradores a regentar una fábrica de cerámica.
 

Juan Ruiz de Luna flanqueado por sus hijos Rafael (a la izquierda de la foto) y Juan (a la derecha)
 

Juan Ruiz de Luna Rojas nació el 12 de Julio de 1863, en Noez (Toledo). En este pueblo permanece 17 años ayudando a su padre en la industria familiar, que consistía en hacer castañuelas para los teatros y colmaos. Sus hermanos, Jerónimo y Emilio, trabajan como pintores decoradores en Madrid. Coinciden en la pensión con Filadelfo Chico, estudiante de Farmacia, que era de Belvís de la Jara. Los hermanos le prometen decorarle la farmacia cuando termine la carrera. Palabra que cumplen. De allí pasan a pintar la casa del médico de Las Herencias.

Al aumentar los encargos, deciden establecerse en Talavera. Los compromisos aumentan y, para darles cumplimiento, ya en 1880, piden a su padre que mande a Juan para que les ayude. La moneda cambia la cara. En 1885 el cólera se apodera de Talavera y entre los muertos se encuentran los dos hermanos de Juan Ruiz de Luna Rojas. Además de a la pintura, éste se dedica a la fotografía, llegando a poner un estudio en la Plaza de Aravaca. Su inquietud y su afán de superación en el trabajo le llevaron a trabar amistad con los hermanos Lumière.

En 1907 aparece por Talavera Enrique Guijo, un ceramista cordobés que conocía los secretos alfareros de Triana (Sevilla). Su idea fue reproducir las antiguas piezas de cerámica talaverana. Hace unas pruebas en el alfar de ‘El Carmen’. Ruiz de Luna Rojas, antes de enviárselas a Guijo, las tiene expuestas en su tienda, observando el interés que despiertan. El no aceptar el reto Emilio Niveiro para producir cerámica al estilo antiguo en su fábrica, hizo que surgiera una sociedad que estaba formada por Juan Ruiz de Luna Rojas, Platón Páramo, Juan Ramón Ginestal y Enrique Guijo Navarro. Adoptan como nombre de la Fábrica el de Nuestra Señora del Pardo, patrona de Talavera, por ser el 8 de septiembre de 1908, su festividad, el día que se abrió, con piezas cocidas en su interior, el primer horno de la fábrica, propiedad de Ruiz de Luna Rojas, Guijo y Compañía. Ese día comenzó el renacimiento de la cerámica en Talavera.
 


 

Podemos señalar diversos períodos en la producción de la fábrica de Ruiz de Luna Rojas, a saber:

a) El de los inicios y primeros logros, que abarca desde que se cuece el primer horno el 8 de Septiembre de 1908 hasta 1915, año en que abandona la sociedad Enrique Guijo.

b) El de los Ruiz de Luna como dueños y señores, entre 1915 y 1942, cuando el propio Ruiz de Luna y sus hijos se hacen cargo de la fábrica. Su hijo mayor, Juan Ruiz de Luna Arroyo, pone en práctica lo aprendido en la Escuela de Cerámica de Madrid. En este período Francisco Arroyo, pintor que se introdujo también en los secretos de la cerámica, se responsabiliza de lo referente a la calidad y a la pureza artística. Montaron tiendas sucursales en Madrid, en la calle Floridablanca, y en Barcelona.

c) El de los hijos como herederos, entre 1942 y 1961, cuando los destrozos de la guerra del 36 en la fábrica y la dureza de la posguerra, unido a la edad avanzada de Ruiz de Luna, le hizo traspasar la fábrica a sus hijos mayores. Juan Ruiz de Luna Rojas muere el 25 de Septiembre de 1945. La fábrica no consigue rehacerse, teniendo que cerrar el 1 de Abril de 1961.

Tras el cierre de la fábrica, Juan Ruiz de Luna Arroyo se establece en Málaga, donde ejecuta trabajos desde 1963 e inaugura su estudio-taller en 1969, ya que desde esta ciudad andaluza la fábrica recibía numerosos encargos. Son continuadores de la saga familiar en Málaga su hija Amparo Ruiz de Luna Serrano y el sobrino de ésta, Carlos Ruiz de Luna Sánchez. En Madrid un nieto, Alfredo Ruiz de Luna González, hijo de Antonio Ruiz de Luna Arroyo, en Talavera Mónica García del Pino y en Ibiza Juan Antonio Ruiz de Luna Horcajuelo.

En el solar que ocupaba la fábrica se construyó el Centro de Salud Talavera Centro, y para la memoria de tan prestigiosa industria local se erigió el Museo Nacional de Cerámica Ruiz de Luna en el edificio del antiguo convento de San Agustín.
 


CELEBRACIÓN DEL CENTENARIO DE LA FABRICA

El 8 de Septiembre de 2008 dio comienzo una Exposición Conmemorativa del Centenario de la puesta en marcha de la fábrica Nuestra Señora del Prado, en el Centro Cultural Rafael Morales, con el título de “El Arte Redivivo”. Ese día también dieron comienzo los actos con los que el Ayuntamiento de Talavera de la Reina quiere rendir homenaje a Juan Ruiz de Luna Rojas y a sus descendientes. En la exposición se repasa la obra cerámica de los Ruiz de Luna. Para la ocasión, el profesor e historiador talaverano Fernando González Moreno, comisario de esta muestra antológica y coordinador del programa de homenaje, ha reunido una selección de 192 piezas donadas entre otros por el propio Museo Nacional de Cerámica Juan Ruiz de Luna, el Museo Sorolla, el Ayuntamiento talaverano, además de particulares, entre ellas la prestigiosa Colección Carranza. Para Carlos Gil, concejal de Cultura, “va a ser una ocasión única de poder ver el trabajo del alfar de Ruiz de Luna, que se encuentra a la altura de la mejor cerámica talaverana”.
 


 

El acto inaugural comenzó a las 19 horas en el lugar donde se levantaba la fábrica de cerámica Nuestra Señora del Prado, hoy ocupado por el Centro de Salud Talavera Centro. Allí fue descubierta una placa diseñada y elaborada por Alfredo Ruiz de Luna González, nieto de Juan Ruiz de Luna Rojas. Debido a la gran cantidad de familiares, representantes de las entidades donantes de piezas y autoridades.

También con la colaboración económica y logística de entidades como la Diputación de Toledo, la Consejería de Turismo y la Empresa Pública de Eventos de la Junta de Comunidades, el Ayuntamiento publicará y pondrá a la venta un vistoso catálogo de la muestra y en paralelo a ésta, se sucederán distintas convocatorias cuyas fechas aún no han sido confirmadas. Así, en octubre, Talavera va a ser sede de dos congresos cerámicos, uno de carácter nacional, con la ceramología como argumento, y también se celebrará el Congreso Internacional de Ciudades de la Cerámica. A lo largo del mes de noviembre de 2008 está prevista la reedición de un libro sobre la obra de Juan Ruiz de Luna y, además, se presentará un cuadernillo sobre su figura.

Entre los actos a desarrollar con motivo del centenario del emblemático alfar, el Ayuntamiento no quiere pasar por alto la figura de Salvador Ruiz de Luna, hijo de Juan y uno de los grandes compositores de la música española del siglo XX. Para ello, en diciembre la Banda de Talavera interpretará junto a distintos músicos invitados varias de sus partituras.

En definitiva, para Carlos Gil, “la ciudad va a hacer un gran esfuerzo para reconocer la labor de un gran ceramista y una gran persona que supo tener visión de futuro y logró abrir las frontera,, llevando a Talavera y su cerámica por todo el mundo”. Igualmente, el concejal de Cultura confía que tanto la exposición como el resto de actos sirvan para que durante los próximos tres meses gran número de visitantes lleguen a la ciudad atraídos por la cerámica talaverana y la figura de Juan Ruiz de Luna Rojas.

Recopilado por Martín Carlos Palomo García a partir de:
Cascales Muñoz, José. Las Bellas Artes Plásticas en Sevilla. Toledo, 1929.
Orce Villar, Alfonso Carlos. Enrique Orce, el auge de la Cerámica Sevillana. Tesis Doctoral. Sevilla, 1994
Rosado, Victoria. Juan Ruiz de Luna Arroyo en Málaga. Década 1980.
Ballesteros, Ángel. Reportaje publicado en La Voz de Talavera. Septiembre 2008.
Entrevista personal con Amparo Ruiz de Luna Serrano, ceramista, hija de Juan Ruiz de Luna Arroyo, en septiembre de 2008.

 
 
Correo de la página:
retabloceramico@gmail.com